Cómo encontrar (mejor) trabajo con LinkedIn

Cómo encontrar trabajo con LinkedIn

Encontrar un trabajo no es fácil.

Tienes que dedicar horas a buscar ofertas de trabajo, enviar tu currículum y competir con decenas de candidatos que quieren optar al mismo puesto que tú.

Encontrar trabajo es un trabajo en sí. Y puede resultar agotador.

¿Y si te dijera que existe una manera de que destaques entre tu competencia?

¿Y si te dijera que hay una forma de que las empresas se fijen en ti?

¿Y si te dijera que puedes hacer que el trabajo te encuentre a ti las 24 horas del día, los 7 días de la semana?

En esta guía te voy a enseñar cómo redactar un perfil de LinkedIn que atraerá las miradas de los recruiters, cazatalentos y personal de recursos humanos.

More...

Este artículo está dividido en 2 partes:

Parte 1: elementos esenciales para destacar con tu perfil

Parte 2: elementos imprescindibles​ para convencer con tu perfil

BONUS: Haz clic aquí para obtener la guía en PDF (incluye una Parte 3 con 4 consejos extra para ayudarte a encontrar trabajo en LinkedIn no incluída en este artículo).

Aprenderás a optimizar tu perfil de LinkedIn para:

  • Aparecer en las primeras posiciones de búsqueda del puesto al que quieres optar.
  • Llamar la atención del recruiter y evitar que pase de largo en el mar de candidatos.
  • Conseguir que se interese por ti y te contacte con esa oferta hecha a tu medida.

Lo único que necesitas es aplicar un poco de redacción de textos persuasivos (copywriting) y de SEO (optimización en buscadores) adaptado al contexto de LinkedIn.

En esta guía voy a presentarte 26 consejos para redactar un perfil de LinkedIn optimizado para la búsqueda de trabajo. Estos consejos están basados en mi experiencia propia y esta guía de The Muse (en inglés).

26 consejos para un perfil de LinkedIn que consigue entrevistas

Pero antes quiero que te metas en la piel de alguien que busca talento:

Métete en la mente de un cazatalentos

Para que te encuentren, primero tienes que entender cómo buscan talento las empresas y  profesionales a través de LinkedIn.

Básicamente, pueden buscarte 4 tipos de personas:

  • El responsable de un departamento o empresa.
  • Algún miembro del departamento de Recursos Humanos (RRHH) de una empresa.
  • Un cazatalentos (headhunter) o reclutador (recruiter)
  • Un potencial cliente que busque contratar tus servicios (especialmente si eres freelance o proveedor)

¿Y cómo buscan en LinkedIn a los candidatos para sus ofertas de trabajo?

Usando las herramientas de búsqueda avanzada de cuentas Premium.

Al buscar con una cuenta LinkedIn Premium, el recruiter puede ver todos los resultados de búsqueda para diferentes criterios como:

  • Nombre del puesto
  • Habilidades o conocimientos
  • Localización (ciudad o país del candidato)

Y con cada búsqueda obtienen cientos de resultados.

De todos esos resultados, el recruiter hace una criba y se queda solamente con los candidatos que considera ideales para su cliente o empresa.

Esos candidatos ideales son los que contactará para ofrecerles una entrevista.

¿No sería genial ser uno de esos candidatos?​

Voy a enseñarte qué hacer para que tu perfil destaque frente al de otros candidatos.​

¡Vamos allá!

PARTE 1: 12 elementos esenciales de tu perfil de LinkedIn para destacar entre la multitud

12 claves esenciales para que tu perfil de LinkedIn destaque entre la multitud.

Click to Tweet

1. Cuanto más tiempo le dediques a tu perfil, mejor te posicionarás

Hacer un buen perfil de LinkedIn es como aprender a tocar el Ukelele:

Es mejor practicar media hora al día que pegarte una panzada de 4 horas en una tarde.

Créeme. Lo sé por experiencia.

Javi Vicente dándolo todo con su flamante ukelele

Aquí estoy, con el ukelele que me regalaron por mi 36 cumpleaños. Tocar el ukelele requiere constancia. Como hacer un buen perfil de LinkedIn.

LinkedIn tiene un montón de secciones y funciones y es normal acabar cansado al cabo de un par de horas. Para entonces solo querrás terminar de una vez y el resultado final sonará peor que si hubieras dedicado un rato cada día durante una o dos semanas.

En lugar de modificar todo el perfil de golpe, céntrate en mejorar dos o tres aspectos cada día.

En pocos días tendrás un perfil "All-star" con todas las secciones completas.

Y eso le encanta al motor de búsqueda de LinkedIn: cuanto más detallado y activo sea tu perfil, más arriba te mostrará en los resultados de búsqueda.

Practica a diario y serás un maestro de LinkedIn (y del ukelele, si te lo propones. Pero reconozco que eso cuesta más. O al menos a mí).

2. Averigua las palabras clave que usan las empresas para buscar talento

Haz un estudio de mercado.

Las empresas lo hacen antes de sacar al mercado un producto para ver si hay personas que lo comprarán. Esto sirve para evitar el esfuerzo (y la pérdida de dinero) de sacar un producto que nadie compre.

¿Por qué no hacer tú lo mismo?

¿Por qué no averiguar qué buscan las empresas de tu sector?

¿Por qué no averiguar si les interesa tu perfil profesional (y si no, qué hacer para ponerle remedio)?

Se trata de un sencillo ejercicio para saber qué demanda el mercado:

Usa las descripciones de las ofertas de trabajo que te interesan para averiguar las keywords. Veamos cómo:

Busca ofertas de trabajo que te interesen.

Si son de la ciudad, zona o país de tu interés, mejor, ya que las necesidades pueden variar entre un área y otra.

Abre un documento en blanco de Word, Google Docs o Bloc de Notas y ve pegando las descripciones de cada oferta de trabajo.

Ve a nubedepalabras.es y sigue estos pasos:

1. Clica en el botón de "Archivo" y selecciona "Pegar/Escribir texto".

Copiar/Escribir texto en Nube de palabras

2. Copia el texto de las ofertas de trabajo que has recopilado y pégalo en la caja de texto. Luego presiona "Aplicar".

Pegar texto en Nube de palabras

3. Haz limpieza de las palabras:

Presiona en el botón de "Lista de Palabras". Aparecerán las palabras ordenadas por frecuencia (número de veces que aparece en el texto y la palabra).

Agrupa las palabras tras ordenarlas alfabéticamente.

Puedes ordenarlas alfabéticamente y agrupar las palabras que se repiten, ya que el programa distingue mayúsculas y minúsculas y singulares y plurales. También puedes eliminar directamente las palabras que sabes que son irrelevantes como las fechas.

Cuando lo tengas, presiona "Aplicar".

Tras unos instantes, la página generará una nube con todas las palabras de los anuncios. Las palabras más grandes de la nube son las que más se repiten.

Esas son las palabras clave o keywords que las empresas tienen en cuenta en LinkedIn para buscar a sus candidatos.

Este es el aspecto que tiene una nube de palabras para ofertas de puesto de trabajo para veterinarios tras jugar un poco con el color de fondo y los colores de las palabras:

Nube de palabras para ofertas de trabajo de veterinaria

Como puedes ver, hay varias keywords a destacar: Hospital, Urgencias, UCI, Exóticos, Cirugía, 24H, ...

Si tu perfil o experiencia coincide con las palabras clave de esta nube de términos, estás de enhorabuena:

Úsalas en tu extracto y en tu sección de experiencia previa (más sobre esto en un momento).

También puedes usar alguna en tu título.

¿Quién crees que destaca más: un candidato que dice en su perfil que es "Veterinario", así, a secas, o el que dice "Veterinario especializado en Urgencias 24H de animales exóticos"?

¿Ves por dónde voy?

¿Y qué ocurre si tus conocimientos no encajan con lo que demanda el mercado?

Pues no te desesperes. Con este ejercicio ya sabes qué piden y es más fácil que nunca encontrar en Internet webs que te permiten adquirir nuevos conocimientos.

Yo tuve que pasar por ese mismo proceso en 2013 cuando se acabó mi contrato de investigador en la Universidad y tuve que adentrarme en el "mundo real" del mercado laboral. Y en plena crisis.

Estudié cuáles eran los lenguajes de programación más demandados (y mejor pagados) y me puse manos a la obra para aprender el que creía que se adaptaba mejor a mis gustos y conocimientos previos.​

Tienes cursos de formación excelentes y a buen precio en varias plataformas. Por ejemplo Udemy. Allí podrás buscar cursos de las habilidades y conocimientos en los que quieres mejorar.

Fíjate en aquellos que tengan una puntuación elevada y que hayan sido valorados por mucha gente. Es una garantía de que se trata de un curso de calidad.

Muchos de estos cursos incluyen un certificado de realización​ o aprovechamiento y puedes incluirlo en el apartado de cursos de tu perfil de LinkedIn y en tu Currículum.

Ahora que has elaborado tu estudio de mercado y conoces las keywords que las empresas y recruiters utilizan para buscar a sus candidatos, es hora de hacer un perfil de LinkedIn que buscará trabajo por ti (o casi).

3. Obtén una URL personalizada

Cuando creas tu cuenta, LinkedIn te asigna una URL pública que consiste en una combinación de números y letras aleatoria.

LinkedIn te permite editar tu URL pública.

Es importante que lo hagas para parecer profesional ante los recruiters. Además, con una buena URL personalizada, resultará más fácil compartir y publicitar tu perfil.

Tu dirección personalizada debe ser (idealmente) linkedin.com/tunombre. Si tienes un nombre muy común, puedes incluir el segundo apellido o tu nombre compuesto.

¿Cómo se obtiene?

En la pantalla de Editar Perfil, bajo tu foto de perfil, verás la URL que tienes asignada. Si clicas en la ruedecita gris junto a la URL, podrás editarla.

Editar la URL de LinkedIn

Tras cargarse la página de edición de tu perfil, en la columna derecha podrás editar tu URL de perfil público. Presiona sobre el lapicero para editarlo, escribe tu nombre y, cuando termines dale a Salvar.

Selección y edición de URL personalizada para perfil público de LinkedIn

Es importante que el nombre que elijas no tenga acentos ni caracteres raros.

Por ejemplo, si te llamas Mª José Gómez Sáez, escribe mariajosegomezsaez, mariajogomez, marigomezsaez o similar.

4. Escoge una buena foto

Es indiscutible que tu perfil tiene que tener foto.

Los perfiles sin fotografía generan desconfianza porque dan la sensación de que quien está detrás tiene miedo de mostrarse. O, peor aún, transmiten que eres perezoso o descuidado y que no te tomas interés.

No son unos rasgos muy deseables en un candidato, ¿verdad?

Escoge un foto clara, amigable y con una imagen profesional adecuada.

¿No sabes qué es una imagen profesional adecuada?

Puedes mirar qué tipo de fotos utilizan otros profesionales de tu sector.

Fíjate en:

  • Cómo aparecen: de frente, de perfil, mirando a cámara o a otro lado
  • Qué encuadre usan: Imagen que muestra solo la cara, encuadre que muestra parte del torso, de cintura para arriba, ...
  • Cómo visten: formales, informales, con alguna prenda o elemento propio de tu oficio como un estetoscopio, una bata de laboratorio o en uniforme.

Y copia ese estilo.

Algunos expertos recomiendan usar fotos en donde se te vea en acción: Dando una conferencia o realizando una actividad propia de tu puesto.

Una buena foto en acción puede ayudarte a transmitir tu pasión, energía, carisma, empatía y otras habilidades de las que es difícil escribir en tu perfil.

Consejo Pro: Prueba varias fotos y analiza cuál te funciona mejor

Si dudas entre varias fotos que te gustan, pruébalas a lo largo del tiempo. Por ejemplo, sube una foto durante dos o tres semanas y lleva la cuenta de cuántas veces miran tu perfil o cuántos nuevos contactos consigues con ella. Repite el proceso con cada foto y deja la que mejor te funcione.

5. Escribe un «titular» que destaque

Nada más aburrido que un titular genérico.

Especialmente si eres un recruiter que tiene que buscar entre decenas y decenas de candidatos.

"Periodista en periódico La Verdad." 

¿Ya está? ¿Eso es todo?

El titular profesional es el espacio perfecto para indicar sutilmente cuál es tu especialidad, proposición de valor o aquello que te distingue del resto.

No deberías limitarte a indicar solo tu cargo y empresa. Especialmente si estás buscando un trabajo (mejor).

Cuanto más específico seas, más llamarás la atención.

Aquí van 5 pautas para tener un titular memorable en LinkedIn:

5 pautas para escribir un titular profesional que atrae las miradas de los cazatalentos.

Click to Tweet

1. Muestra cuál es tu proposición de valor y destaca tu especialidad

Un recruiter tiene que repasar cientos de perfiles en busca de buenos candidatos. Cuenta en tu perfil qué haces y por qué eres diferente al resto de gente que tiene el mismo cargo que tú.

Dale una razón para que se detenga y eche un vistazo a tu perfil. Por ejemplo:​

Gestor de proyectos internacionales - Experto en liderar exitosamente proyectos multimillonarios en países en desarrollo.

Hay muchos gestores de proyectos internacionales. Algunos solo ponen que son gestores de proyectos. Y el recruiter puede pasar de largo esos perfiles o perder más tiempo averiguando si tienen experiencia en proyectos internacionales.

Sin embargo, este ejemplo no solo lo cuenta, sino que le da una buena razón para que se detenga e indague en el perfil. Es experto en proyectos internacionales, en países en desarrollo y en proyectos multimillonarios.

¿Qué recruiter no se detendría a echar un vistazo a su experiencia?

2. Dirígete a tu audiencia

Piensa en lo que más les importa a las empresas a las que quieres optar.

Cuenta en tu titular el beneficio de que trabajes para ellos:

Ingeniero enfocado al cliente que puede programar cualquier robot de tu cadena de montaje. Especializado en ABB, FANUC y robots Kawasaki.

Este ingeniero cuenta de forma sutil el beneficio que puede aportar a una empresa que lo contrate: la versatilidad de poder programar cualquier robot.

Siempre que puedas, incluye un beneficio en tu titular profesional.​

3. Sé específico

Ten siempre en la mente a quién te diriges y cómo puedes destacar de entre toda tu competencia. Mejor cuanto más específico.

Si buscaras una enfermera especializada en niños con cáncer, seguro que le darías un vistazo a alguien que pusiera esto en su titular:

Enfermera titulada e incansable que ayuda a pacientes oncológicos pediátricos y a sus familias a sentirse a gusto durante el tratamiento y la recuperación.

4. Usa las keywords importantes de tu sector

¿Recuerdas el estudio de mercado para detectar las palabras clave de tu sector?

Esas son las palabras clave que va a escribir en la barra de búsqueda de LinkedIn alguien que  busque tu perfil.

Esas son las palabras clave que debes usar en tu titular.

Mira mi titular de LinkedIn:

Ingeniero del Software y Copywriter Web. Obsesionado con Python y que mi código y textos conecten empresas con personas.

Aparte de transmitir al lector que lo que más valoro en mi trabajo es al usuario final, aprovecho para posicionarme con palabras como Ingeniero, Software, Copywriter, Web y Python.

5. Sé creativo

Los titulares memorables siempre ganan (a no ser que sean memorables porque son lamentables).

Cuenta qué te hace diferente llamando la atención:

Canguro de mascotas de total confianza que investigará y te informará exactamente de si tu perro es un buen chico cuando no estás en casa.
Redactor que sabe cómo elaborar contenido web viral. ¡Ah! Y nunca me ganarás al Apalabrados.

Si tienes un titular soso y genérico que pasará sin pena ni gloria ante los ojos de los cazatalentos, cámbialo ahora mismo yendo al menú "Perfil" y luego a "Editar Perfil".

Editar titular profesional en LinkedIn

6. Asegúrate de que la gente te pueda contactar

En el momento en que conectas con un usuario en LinkedIn, puede tener acceso a tu información de contacto (y tú a la suya).

Tener actualizada tu información de contacto es básico para que te puedan contactar fuera de LinkedIn. Ya sea por teléfono, email o incluso Twitter.​

No incluir tu información de contacto completa es un error fatal pero de muy fácil solución.

Basta con que presiones en la casilla de Información de Contacto situada a la derecha de tu URL personalizada.

No te olvices de editar tu información de contacto en LinkedIn.

Podrás indicar información visible para todos como tu perfil de Twitter y las webs de tu empresa y/o blogs personales o profesionales.

También la información que solo verán tus contactos: tu email, teléfono y dirección.

No todos los usuarios de LinkedIn conocen la pestaña de información de contacto.

Para facilitar que se puedan poner en contacto por mail o teléfono contigo, añade también esa información a tu extracto.

Eso sí, ten en cuenta que si dejas público tu extracto, cualquiera puede acceder a tu dirección de correo y teléfono.

Elementos de tu perfil de LinkedIn que quieres que sean públicos.

Recomiendo poner el teléfono si eres un freelance. De lo contrario, facilita solo tu correo electrónico.

7. No desperdicies el espacio de tu Extracto

Tienes 2.000 caracteres para destacar a qué te dedicas, cuáles son tus logros y qué te diferencia del resto.

Pero no lo cuentes todo en un párrafo interminable.

Utiliza párrafos cortos y diseñados para facilitarle la lectura a la persona que se ha interesado por tu perfil.

Si un recruiter tiene que leer tu extracto tras 3 horas de búsqueda, no se va a detener a leer cada palabra de tu extracto, sino que lo escaneará.

Tu extracto tiene que ser conciso y diseñado para el escaneo.

Cito textualmente a Career Horizons:

“Idealmente, tu extracto debe ser de unos 3-5 párrafos cortos. Preferiblemente con una sección de lista de puntos en el medio. Debe contar al lector tus pasiones en el trabajo, principales habilidades, cualificaciones únicas y listado de las diferentes industrias en las que has trabajado a lo largo de los años.”

8. Usa números y estadísticas que acompañen a tus logros

Debes resaltar tus mejores resultados en el extracto.

Siempre que sea posible, incluye números y casos de estudio que destaquen tus éxitos.

Nunca subestimes el poder de usar cifras clave para impresionar al lector.

Esta es la segunda línea del extracto del emprendedor Wayne Breitbarth:

He ayudado a más de 40,000 profesionales -desde recién titulados a CEOs- a entender cómo utilizar eficazmente LinkedIn.

9. Sé cálido, cercano y personal

No escribas un resumen pomposo o pretencioso. Causará una mala primera impresión.

No hagas tu extracto muy extenso. Los textos muy largos muestran falta de respeto por tu lector y cierta egolatría.

A no ser que seas un rey, evita hablar de ti en tercera persona en LinkedIn. 
Y si eres un rey, sé campechano.

Click to Tweet

Si utilizas la tercera persona, a tu lector le costará percibir tu estilo y personalidad.

En tu currículum es correcto usar la tercera persona. Pero en LinkedIn queda raro. Es tu perfil personal, así que habla usando el yo y la primera persona singular.

Tal y como dice este artículo de la revista Forbes:

“Tu perfil de LinkedIn no es un CV. Escribe como si estuvieras manteniendo una conversación con alguien. Inyecta tu personalidad. Deja que la gente conozca tus valores y pasiones. En tu extracto, deja una línea para contar qué haces fuera del trabajo. Conseguirás que la gente quiera conocerte.”

Habla en primera persona y exprésate con tu propia voz. Sé tú mismo. Eso sí, no dejes de pensar en tu audiencia. Recuerda que LinkedIn es una red social y está pensada para que interactues.

10. Mantén tu búsqueda de trabajo de forma discreta (si tienes trabajo y quieres uno mejor)

Si tienes trabajo pero estás a la búsqueda de uno mejor, es conveniente que tu jefe no lo sepa.

Imagínate que al feed de tu jefe llegan correos diciendo que estás actualizando tu perfil, que has conectado con un recruiter o con el responsable de recursos humanos de la compañía rival y que, en general, te estás moviendo por LinkedIn. Sospechoso, ¿no?

Por suerte LinkedIn tiene distintos niveles de privacidad.

Para que tu jefe no se entere de tus cambios y actividad en LinkedIn ve al menú de Cuenta y configuración (sobre tu foto, arriba a la derecha) y luego a la sección de Privacidad y Configuración.

Editar privacidad de LinkedIn

En el apartado de Privacidad puedes definir varios aspectos como quién puede ver tus contactos (si solo tú o tu red de contactos) o si quieres que se notifiquen los cambios de tu perfil a tu red.

Elige quién puede ver tus contactos en LinkedIn. Para búsqueda de trabajo discreta.

11. Incluye un trabajo actual aunque estés desempleado

Este es un error muy común entre las personas que están sin empleo.

Si únicamente indicas tus empleos anteriores, aparecerás en menos resultados de búsqueda.

Y la razón es sencilla: La mayoría de recruiters se fijan exclusivamente en la casilla de trabajo actual cuando buscan candidatos.

¿Por qué?

Para un cazatalentos es una forma eficiente de evitar tener que buscar entre cientos de candidatos que ostentaron un determinado cargo en el pasado pero que han ido ascendiendo o cambiando de puesto con el tiempo.

Si estás desempleado, crea un "trabajo ficticio" que incluya el puesto (o puestos) al que quieres optar. Por ejemplo "Investigador a tiempo completo/Técnico de laboratorio/Ayudante doctor de Universidad" y pon el texto "En transición" o "buscando una nueva oportunidad" en la casilla del nombre de la empresa.

12. Evita las palabras de moda que todo el mundo usa

Mira esta lista de palabras:

  • Responsable
  • Creativo
  • Eficaz
  • Analítico
  • Estratégico
  • Experto
  • Innovador
  • Organizado
  • Paciente
  • Experimentado

¿Sabes qué tienen en común?

Que son las más comunes. Las más usadas.

Las que todo el mundo dice ser. Las más genéricas. Y las menos impactantes.

Si quieres que se fijen en tu perfil, tienes que destacar. No uses las mismas expresiones que escribe todo el mundo.

Piensa en cómo tu cerebro se ha habituado a ignorar los banners y anuncios que aparecen en las webs que visitas.

Ahora piensa en un recruiter que repasa cientos de perfiles de LinkedIn cada día.

Mira esta frase de un extracto real:

"Diseñador gráfico altamente creativo e innovador. Organizado, responsable y eficaz. Experto en Indesign y Photoshop."

¿De verdad crees que un cazatalentos se pararía un segundo más de lo necesario ante un extracto así?

¿Existe algún diseñador que no sea creativo e innovador? ¿Conoces a alguien que afirme en su perfil profesional que es un desastre, un irresponsable o una persona ineficaz?

​Descripciones como esta son el equivalente a los banners que has aprendido a ignorar.

Los cazatalentos, recruiters y responsables de recursos humanos pasan de largo ante este tipo de descripciones. Evítalas.

Sé original y usa otras expresiones que describan cómo eres con adjetivos menos explotados.

O mejor aún: Evita usar adjetivos para describirte. Deja que sean tus logros los que te cualifiquen.

Los adjetivos están bien cuando los usan los demás para hablar de ti (luego hablaremos de las recomendaciones de LinkedIn). Pero cuando los usas tú para hablar de tí pierden fuerza y pueden llegar a sonar pomposos y vacíos.

PARTE 2: 14 elementos imprescindibles de tu perfil de LinkedIn para convencer a los cazatalentos (y conseguir entrevistas)

Aplicando los 12 puntos anteriores acabas de impulsar tu perfil de LinkedIn.

Si lo has hecho bien, estarás llamando la atención de la gente que busque candidatos con tu perfil.

Pero llamar la atención es solo el primer paso.

Con los siguientes consejos conseguirás convencer a los responsables de recursos humanos de que están ante el profesional que buscan para su empresa.

14 elementos clave de tu perfil de LinkedIn para convencer a los cazatalentos y conseguir entrevistas.

Click to Tweet

13. Gestiona tus Aptitudes y Valoraciones

El apartado de aptitudes y valoraciones es una buena forma de mostrar tus habilidades.

La clave para que este apartado sea efectivo es mantener tus aptitudes actualizadas.

A medida que transitas de una carrera a otra, desarrollas nuevas habilidades o adquieres nuevas responsabilidades, elimina las que se queden desfasadas y añade aquellas por las que quieres ser realmente conocido.

Por defecto, LinkedIn ordena tus aptitudes por número de valoraciones recibidas. Te muestra las 10 más valoradas en una columna y el resto de aptitudes en una nube de términos.

Puedes editar esta sección para indicar qué 10 aptitudes quieres que se muestren primero.

Así, cuando las conexiones aterricen en tu página, solo verán las relevantes.

Coloca las 10 aptitudes que más te interese destacar para que aparezcan primero

Coloca las 10 aptitudes que más te interese destacar para que aparezcan primero.

Si necesitas impulsar una aptitud que tiene pocas valoraciones, manda un mensaje a varios contactos de confianza de tu red. Pídeles que te validen una o dos aptitudes y diles que estás encantado de hacer lo mismo por ellos.

Validad aptitudes se hace con un simple clic y la gente suele responder bien. Agradece personalmente a cada contacto que te valide y ten el detalle de hacer lo mismo con ellos.​

Consejo PRO: Ubica la sección de Aptitudes bajo tu Extracto

LinkedIn te permite desplazar arriba o abajo cualquier sección de tu perfil.

Las aptitudes son palabras clave que los recruiters introducen para encontrar candidatos ideales.

Si ubicas la sección de Aptitudes y Valoraciones debajo del Extracto, le facilitas la labor de lectura a quien te busque.

14. Trata a tu perfil como si fuera tu Currículum

En tu currículum no deberías listar únicamente las funciones de tus trabajos anteriores, sino destacar también tus mejores logros.

Haz lo mismo en tu perfil de LinkedIn: Asegúrate de que en la sección de Experiencia pones un listado de logros.

Escribir un logro consiste en contar una microhistoria con 3 elementos:

  1. Qué habilidad o conocimiento has usado
  2. Qué actividad concreta has hecho.
  3. Qué resultado o beneficio cuantificable o medible has obtenido.

En lugar de decir:

"Responsable de equipo de 10 personas"

Destaca cómo mejoró en ese equipo gracias a tu labor y habilidades. Por ejemplo:

"Planifiqué y organicé el evento 'Construyendo equipo fuera de la oficina' que resultó en una mejora en las comunicaciones dentro del departamento."

15. Muestra lo que vales. Destaca tus logros

Los recruiters se pasan muchas horas en LinkedIn buscando a los mejores profesionales de alto rendimiento. Y cuando los encuentran, los contactan.

Véndete bien como un profesional de alto rendimiento en tu extracto y experiencia.

¿Cómo?

  • Usa palabras que denotan acción. Comienza tus logros con un verbo.
  • Cuenta tus logros. Usa la fórmula del punto anterior para redactarlos.
  • Habla de las veces que has sido promocionado o seleccionado para un determinado proyecto.
  • Destaca los premios y honores que has recibido.

16. Ten al menos 50 conexiones

Con menos de 50 conexiones estás mandando este mensaje a los recruiters:

1. No conoces a mucha gente.

2. Eres un poco paranoico ante la idea de conectar con otra gente.

3. Te dan miedo las redes sociales y la tecnología.

No se trata de ser uno de esos que se vanaglorian de tener miles de contactos en LinkedIn. Pero debes tratar de conectar con 50-100 personas como punto de partida para tener un buen perfil de LinkedIn.

17. Pero NO añadas a gente que no conoces...

Conecta con tus compañeros de trabajo, de clase, de facultad. Gente con la que has hecho un curso o participado en un mismo proyecto.

El verdadero poder de LinkedIn NO está en tus contactos. Está en los contactos de tus contactos.

Click to Tweet

Cuando quieras conectar con alguien que no conoces directamente, LinkedIn te mostrará si hay alguien en tu red que puede hacer de intermediario. Si es así, pídele que os presente.

No te arriesgues a ser rechazado una y otra vez.

Si empiezas a enviar solicitudes para conectar con gente que no conoces y recibes muchos rechazos, LinkedIn puede bloquear tu cuenta.

18. Añade contenido multimedia a tu Extracto

Según Business Insider:

"Una imagen vale más que 1000 palabras, especialmente cuando quieres mostrar tu trabajo. LinkedIn te permite añadir fotos, vídeos y presentaciones en el resumen de tu perfil. Así que, en lugar de hablar de tu trabajo, muestra ejemplos. O muéstrate en acción. O comparte una presentación que hayas hecho."

19. Añade también contenido multimedia en tus experiencias de trabajo

No te limites a añadir contenido multimedia solo en el extracto.

Haz lo mismo en las secciones de Experiencia. Añade las web de tu compañía, los proyectos en los que has trabajado, los artículos que has publicado, ....

20. Añade Proyectos, Experiencias de Voluntariado e Idiomas

¿Estás haciendo un curso de chino mandarín? ¿Tienes una certificación de gestión de proyectos? ¿Has sido voluntario de Cruz Roja?

Añadir estos elementos es una forma genial de mostrar las habilidades y experiencias únicas que te harán destacar de la masa.

Incorporar estas secciones a tu perfil te ayuda de 3 maneras:

  1. A aparecer en posiciones más altas en los resultados de búsqueda:

    Recuerda, a LinkedIn le gustan los perfiles completos y activos.

  2. A salpimentar tu perfil con palabras clave que no habías detectado inicialmente:

    Imagina que buscan a un veterinario especialista en caballos que sepa algo de alemán para atender clientes en la Costa Azul.

    Si tú has puesto que eres veterinario de caballos en tu título y, además, has indicado que estás en primero de Alemán de la Escuela Oficial de Idiomas... tienes más posibilidades de que te contacten.

  3. A transmitir habilidades sociales de las que es difícil escribir:

    Indicar los voluntariados en los que has colaborado sirve para lanzar un mensaje más profundo sobre cuáles son tus valores y principios.

    Muchos responsables de recursos humanos prestan atención a estos aspectos a la hora de decidir si un candidato encaja en la cultura de una empresa.

21. Pide una recomendación de LinkedIn al mes

Cuando alguien te diga "has hecho un gran trabajo en este proyecto" pídele que te haga una recomendación de LinkedIn. Y no tengas miedo de especificarle en qué te gustaría que se enfocara.

Las recomendaciones genéricas que dicen "Trabajé con Amparo y es muy capaz" no te van a ayudar demasiado.

Recuerda la fórmula de redactar logros. También sirve para escribir recomendaciones:

  1. Qué habilidad o conocimiento has usado
  2. Qué actividad concreta has hecho.
  3. Qué resultado o beneficio cuantificable o medible has obtenido.

Algo más específico como esta recomendación si que te ayuda a destacar tus puntos fuertes:

"Las aportaciones de Amparo al proyecto nos permitieron ahorrar un 5% de los gastos previsto en nuestro plan original"

Una recomendación potente de tu jefe resalta tus puntos fuertes y muestra que eres un empleado valioso.

22. Eso sí, haz un plan estratégico para tus recomendaciones

Pide a diferentes personas que destaquen aspectos y experiencias particulares que creas que deben reflejarse en tu perfil.

Pregunta a compañeros, clientes o colaboradores con los que trabajaste en un proyecto anterior. A un jefe de un anterior puesto con el que te lleves bien. Incluso a un profesor al que dejaste impresionado con tu trabajo de asignatura.

Si tienes o has tenido personas a tu cargo, conseguir recomendaciones de tus empleados puede resaltar tus aptitudes de liderazgo.

23. No tengas miedo de ocultar una recomendación que te perjudique

Si te llega una recomendación que no has pedido, que está mal escrita o que resulta genérica o poco creíble, puedes pedirle al autor que la edite.

Pero si te incomoda, puedes ocultarla para que no se muestre en tu perfil:

Ve a "Seleccionar Perfil", "Editar perfil" y ve al proyecto o puesto donde está la recomendación. Presiona "Gestionar", desmarca la casilla junto a la recomendación que quieres ocultar y presiona "Salvar Cambios".

24. Comparte actualizaciones de estatus

En LinkedIn puedes actualizar tu status como si estuvieras en Facebook. Así que hazlo.

¿Por qué?

Tu objetivo es ser memorable.

Que tu red de contactos sepa en qué eres un experto. Y que asocien tu expertise con tu perfil.

¿Para qué?

Imagina que un contacto tuyo recibe un aviso de un colega que está buscando a alguien con tu perfil.

Si ese contacto está ocupado o es despistado, es fácil que no caiga en la cuenta de que tú eres un buen candidato.

Pero si subes actualizaciones profesionales estratégicas una vez por semana (noticias de interés, un artículo interesante, novedades de tu sector, etc), estás mandando un mensaje subliminal:

"Estoy aquí. Sé de esto. Piensa en mí cuando me necesites."

¿Cómo?

Gracias a que cada vez que compartes una actualización, toda tu red ve tus actualizaciones tanto en el feed de noticias como en los correos semanales que LinkedIn manda.

Sé memorable. Es lo que en inglés se dice "Top of mind is tip of tongue": Estar en la mente de los demás es estar en la punta de la lengua de los demás.

25. Hazte Influencer

No te limites a compartir actualizaciones.

Comparte tu perspectiva sobre qué está ocurriendo en tu campo, opina sobre un evento reciente en tu industria y lanza debates a tu red de contactos. Es una gran forma de que se fijen en ti.

Recuerda tu objetivo de transmitir el mensaje: "Estoy aquí. Sé de esto. Piensa en mí cuando me necesites."

26. Hazte Grupie

Los grupos de LinkedIn son un gran recurso. Y pueden hacer maravillas en tu búsqueda de nuevo trabajo.

Cuando te unes a grupos relevantes de tu profesión o industria, demuestras que tienes un interés genuino por estar al día.

Y lo que es más importante: estarás conectado al momento con personas relevantes en tu sector y tendrás la oportunidad de participar en debates interesantes de tu área de conocimiento.

Es como una especie de networking continuo.

Ahora es tu turno

Acabo de mostrarte mis 26 técnicas preferidas para tener un perfil de LinkedIn que atrae a los recruiters y te ayuda a conseguir entrevistas.

Ahora tienes que poner estos consejos en práctica.

¿El primer paso?

Haz clic en la imagen de abajo e introduce tu email para acceder gratis a mi guía en PDF.

La guía contiene los 26 consejos que te he contado... y 4 consejos extra para ayudarte a encontrar trabajo en LinkedIn que no he podido incluir por falta de espacio.

Haz clic en la imagen de abajo para descargar el PDF ahora.

Descarga el libro de cómo encontrar trabajo con LinkedIn gratis
Soy copywriter y desarrollador web.

Ayudo a marcas a seducir a sus audiencias con los textos de sus webs.

La redacción de textos persuasivos es una herramienta muy poderosa para atraer, conectar y emocionar a tus clientes.

Escribo textos que transforman visitantes pasivos en clientes enamorados. Y enseño todo lo que sé en Copy con SEO.

¡Aprende a fascinar a tus clientes con el poder de las palabras!

4 comentarios en “Cómo encontrar trabajo con LinkedIn

    • 🙂 Muchas gracias Mai.

      El truco está en tener un poco de empatía y entender cómo le puedes hacer la vida más fácil a quien quieres que te ayude.

      Y el truco sirve para casi todos los aspectos de la vida.

      ¡Un abrazo!

    • Hola José María,

      Muchas gracias a ti por tu comentario.

      Con ese objetivo lo he escrito: para divulgar lo que me ha funcionado a mí y para que le pueda servir a otros que también buscan trabajo o cambiarse a uno mejor.

      ¡Un abrazo!

Deja un comentario